Versión para imprimir de 24.52.AM
Imprimir
http://www.cimsaww.com/internet/content/cimsa/es/cupropedia/la_corrosi_n/corrosi_n.jsp
  • Imprimir

La corrosión

El fenómeno de la corrosión

Corrosión del cobre

El fenómeno de la corrosión es de gran importancia, tanto, que se estima que aproximadamente el 5% del producto interior bruto de un país industrializado se ve gastado tanto en prevenir la corrosión como reparar los daños provocados por los efectos de ésta.

Cabe decir que el cobre y sus aleaciones son especialmente resistentes a la corrosión en comparación con otros materiales de uso común, como el acero, por ejemplo. Eso les da características muy interesantes que hacen ventajosa su utilización en medios agresivos.

Prevención y protección ante la corrosión

Una capa de estaño ejerce una protección adicional contra la corrosión
Vista grande Una capa de estaño ejerce una protección adicional contra la corrosión

La resistencia a la corrosión de los materiales de cobre es buena en diferentes condiciones, incluso en los ambientes industriales. La elevada resistencia a corrosión atmosférica contra el desgaste está basada en la generación de una capa protectora homogénea en la superficie, que ralentiza posibles ataques posteriores, conocida como "pátina".

Ante interacciones más agresivas, por ejemplo, provocadas por gases de combustión, amoníaco o atmósfera con presencia de cloro, un estañado en caliente o una capa de níquel por electrodeposición suficientemente gruesa pueden suponer una protección adicional. Los componentes delicados en la electrónica incluso se revisten de metales preciosos para mayor protección.

En condiciones críticas de almacenaje y transporte, puede proporcionarse protección adicional al material mediante diferentes métodos:

  • Capa protectora de aceite mineral inerte
  • Inmersión en soluciones inhibidoras
  • Uso de los así llamados: inhibidores de fase vapor VPI / VCI (VPI = Vapor Phase Inhibitor / Volatile Corrosion Inhibitor)

Estas medidas también sirven de protección contra las huellas dactilares que dejan impresiones desagradables a la vista.

Los inhibidores son substancias orgánicas contra reacciones superficiales indeseadas en el cobre y sus aleaciones en diferentes entornos. Su aplicación es mediante la inmersión de la sustancia en una solución acuosa. Mediante adsorción se enlaza químicamente la capa protectora al cobre.

Los inhibidores más efectivos para el cobre son las sustancias tipo BTA (benzotriazol). Los VPI / VCI normalmente se aplican mediante papel de embalaje impregnado o en bolsas incluidas en el embalaje.

Normalmente los aditivos están específicamente preindicados para un metal determinado, pero aún está por probar si se pueden adecuar para más de un sistema. Inhibidores recomendados para el acero, por ejemplo, no son los adecuados o hasta serían perjudiciales para los materiales de base cobre. Un ejemplo son los refrigerantes en las herramientas de corte para mecanizado, que a menudo incluyen inhibidores de corrosión para el hierro, pero que empleados en el cobre lo atacarían químicamente.

En los productos de tipo decorativo, donde el aspecto del material tiene gran importancia, puede mantenerse el color natural mediante pulidos regulares con líquidos de pulido de metales comunes. Una protección más duradera puede proporcionarse mediante barnices transparentes especiales, que contienen inhibidores. Si hubiera desgaste presente deberían usarse con precaución, dado que la zona desgastada adquirirá una tonalidad diferente de las zonas no afectadas.

Precios actuales de metal

Responsables 23.11.2017
Cu (Settlement) 6.895,50 in USD / t
Zn (Settlement) 3.263,00 in USD / t
EUR (Bid) 1,18130 USD
Todos los detalles y gráficos